César Vallejo (1892-1938)

Oliverio Girondo Alfonsina Storni autores inicio autores siglo XXI título y primer verso audio traducciones Foto biografía wikipedia poemas obras Dedicados a Vallejo buscar enlaces nuevo aleatorio selección poemas
MENÚ DE POEMAS por TÍTULO y primer verso

A la cabeza de mis propios actos

A lo mejor, soy otro; andando, al alba, otro que marcha

A MI HERMANO MIGUEL

A trastear, Hélpide dulce, escampas

ABSOLUTA

Acaba de pasar el que vendrá

Actitud de excelencia

ÁGAPE

¡Ahí pasa! ¡llamadla! ¡es su costado!

Ahora, entre nosotros, aquí

Ahora vestiríame

Al borde de un sepulcro florecido

Al cabo, al fin, por último

Al callar la orquesta, pasean veladas

Al cavilar en la vida, al cavilar

Al fin de la batalla

Al fin, un monte

Al ras de batiente nata blindada

Al revés de las aves del monte

ALDEANA

Alfan alfiles a adherirse

Alfombra

Alfonso: estás mirándome, lo veo,

Algo te identifica con el que se aleja de ti

Altura y pelos

Amada, en esta noche tú te has crucificado

Amada no has querido plasmarte jamás

Amanece lloviendo. Bien peinada

AMOR

AMOR PROHIBIDO

Amor, ya no vuelves a mis ojos muertos

¡Ande desnudo, en pelo, el millonario!

ANIVERSARIO

Anoche, unos abriles granas capitularon

Aquella noche de setiembre, fuiste

Aquí

Arriero, vas fabulosamente vidriado de sudor

ASCUAS

Así pasa la vida, como raro espejismo

AUSENTE

Ausente! La mañana en que me vaya

AVESTRUZ

BABEL

BAJO LOS ÁLAMOS

BATALLAS

BORDAS DE HIELO

Cada cinta de fuego

¡Cae agua de revólveres lavados!

Calor, cansado voy con mi oro, a donde

Canta cerca el verano, y ambos

CAPITULACIÓN

Cesa el anhelo, rabo al aire. De súbito, la vida amputa, en seco

Ciliado arrecife donde nací

Color de ropa antigua. Un julio a sombra

Como horribles batracios a la atmósfera

Completamente. Además, ¡vida!

COMUNIÓN

Con efecto mundial de vela que se enciende

Confianza en el anteojo, nó en el ojo

Considerando en frío, imparcialmente

CORTEJO TRAS LA TOMA DE BILBAO

Craterizados los puntos más altos, los puntos

Cual hieráticos bardos prisioneros

Cual mi explicación

¡Cuánto catorce ha habido en la existencia!

¡Cuatro conciencias

¡Cuídate, España, de tu propia España!

De disturbio en disturbio

De la noche a la mañana voy

¡De puro calor tengo frío

De todo esto yo soy el único que parte

DESHOJACIÓN SAGRADA

DESHORA

DESNUDO EN BARRO

Despedida recordando un adiós

Destílase este 2 en una sola tanda

DIOS

Dios mío, estoy llorando el ser que vivo

Dobla el dos de Noviembre

DOS NIÑOS ANHELANTES

Dulce hebrea, desclava mi tránsito de arcilla

Dulce hogar sin estilo, fabricado

¡Dulzura por dulzura corazona!

El acento me pende del zapato

EL ALMA QUE SUFRIÓ DE SER SU CUERPO

El buen sentido

El cancerbero cuatro veces

El DOLOR DE LAS CINCO VOCALES

El encuentro con la amada

EL LIBRO DE LA NATURALEZA

El momento más grave de la vida

EL PALCO ESTRECHO

EL PAN NUESTRO

El placer de sufrir, de odiar, me tiñe

EL POETA A SU AMADA

El puño labrador se aterciopela

El suertero que grita "La de a mil"

EL TÁLAMO ETERNO

El traje que vestí mañana

El verano echa nudo a tres años

Ello es que el lugar donde me pongo

En el momento en que el tenista lanza magistralmente

En el rincón aquel, donde dormimos juntos

En esta noche mi reloj jadea

En la celda, en lo sólido, también

EN LAS TIENDAS GRIEGAS

En Lima... En Lima está lloviendo

En Los paisajes de Mansiche labra

En suma, no poseo para expresar mi vida, sino mi muerte

En un auto arteriado de círculos viciosos

ENCAJES DE FIEBRE

ENEREIDA

Enfrente a la Comedia Francesa, está el Café

Entre el dolor y el placer median tres criaturas

EPÍSTOLA A LOS TRANSEÚNTES

Es de madera mi paciencia

ES LO CONTRARIO DE LO QUE QUIERO DECIR

Es posible me persigan hasta cuatro

Es una araña enorme que ya no anda

Escapo de una finta, peluza a peluza

Escarnecido, aclimatado al bien, mórbido, hurente

Eslavo con respecto a la palmera

ESPAÑA, APARTA DE MÍ ESTE CÁLIZ

Esperanza plañe entre algodones

Esperaos. Ya os voy a narrar

ESPERGESIA

Esta mañana bajé

Esta noche desciendo del caballo

Esta tarde llueve como nunca; y no

Esta vez, arrastrando briosa sus pobrezas

Estáis muertos

Estamos a catorce de Julio

Este cristal aguarda ser sorbido

Este mármol no es escultura

Este piano viaja para adentro

Esto

Existe un mutilado, no de un combate sino de un abrazo

Forajido tormento, entra, sal

FRESCA

Fue domingo en las claras orejas de mi burro

Fulge mi cigarrillo

GLEBA

Graniza tánto, como para que yo recuerde

Grupo dicotiledón. Oberturan

GUITARRA

Ha triunfado otro ay. La verdad está allí.

¿Hablando de la leña, callo el fuego?

Hallazgo de la vida

Hasta cuándo estaremos esperando lo que

Hasta el día en que vuelva, de esta piedra

Hay ganas de volver, de amar, de no ausentarse

Hay golpes en la vida, tan fuertes... ¡Yo no sé!

Hay, madre, un sitio en el mundo, que se llama París

Hay un lugar que yo me sé

He almorzado solo ahora, y no he tenido

He aquí que hoy saludo, me pongo el cuello y vivo

He conocido a una pobre muchacha

He encontrado a una niña

He soñado una fuga. Y he soñado

He visto ayer sonidos generales

HECES

Herido y muerto, hermano

Hermano, hoy estoy en el poyo de la casa.

HIMNO A LOS VOLUNTARIOS DE LA REPÚBLICA

Hitos vagarosos enamoran, desde el minuto montuoso

HOJAS DE ÉBANO

Hombre de Estremadura

Hoy le ha entrado una astilla

HOY ME GUSTA LA VIDA MUCHO MENOS...

Hoy no ha venido nadie a preguntar

HUACO

Hubo un día tan rico el año pasado...!

IDILIO MUERTO

IMAGEN ESPAÑOLA DE LA MUERTE

IMPÍA

INTENSIDAD Y ALTURA

INVIERNO EN LA BATALLA DE TERUEL

Ir muriendo y cantando. Y bautizar la sombra

LA ARAÑA

LA CENA MISERABLE

La cólera que quiebra al hombre en niños

LA COPA NEGRA

LA DE A MIL

La esfera terrestre del amor

La Muerte de rodillas mana

La noche es una copa de mal. Un silbo agudo

La paz, la abispa, el taco, las vertientes

La punta del hombre

LA RUEDA DEL HAMBRIENTO

La tarde cocinera se detiene

La vida, esta vida

La violencia de las horas

LA VOZ DEL ESPEJO

Lánguidamente su licor

Las personas mayores

LAS PIEDRAS

Las ventanas se han estremecido

Lejana vibración de esquilas mustias

Lento salón en cono, te cerraron, te cerré

Linda Regia! Tus venas son fermentos

LÍNEAS

Lirismo de invierno, rumor de crespones

Llegué a confundirme con ella

LLUVIA

LOMO DE LAS SAGRADAS ESCRITURAS

LOS ANILLOS FATIGADOS

LOS ARRIEROS

LOS DADOS ETERNOS

LOS DESGRACIADOS

LOS HERALDOS NEGROS

Los mendigos pelean por España

Los mineros salieron de la mina

LOS NUEVE MONSTRUOS

LOS PASOS LEJANOS

Luciré para Tilia, en la tragedia

¡Luna! ¡Corona de una testa inmensa

Madre, me voy mañana a Santiago

Mañana es otro día, alguna

MARCHA NUPCIAL

Más acá, más acá. Yo estoy muy bien

MASA

MAYO

Me da miedo ese chorro

Me desvinculo del mar

ME ESTOY RIENDO

Me moriré en París con aguacero

Me siento bien. Ahora

ME VIENE, HAY DÍAS, UNA GANA UBÉRRIMA...

¡Mecánica sincera y peruanísima

MEDIALUZ

Melancolía, saca tu dulce pico ya

Mentira. Si lo hacía de engaños

Mi padre, apenas

Mi padre duerme. Su semblante augusto

Miré el cadáver, su raudo orden visible

Murmurado en inquietud, cruzo

NERVAZÓN DE ANGUSTIA

Ni sé para quién es esta amargura!

No. No tienen tamaño sus tobillos; no es su espuela

No vive ya nadie en la casa

NOCHEBUENA

Nómina de huesos

NOSTALGIAS IMPERIALES

Niños del mundo,

¡Oh botella sin vino! ¡Oh vino que enviudó de esta botella!

Oh las cuatro paredes de la celda.

ORACIÓN DEL CAMINO

Otro poco de calma, camarada

Oye a tu masa, a tu cometa, escúchalos; no gimas...

Padre polvo que subes de España

PAGANA

PALMAS Y GUITARRA

PANTEON

PARA EL ALMA IMPOSIBLE DE MI AMADA

Parado en una piedra

PARÍS, OCTUBRE 1936

Pasamos juntos. El sueño

PEDRO ROJAS

PEQUEÑO RESPONSO A UN HÉROE DE LA REPÚBLICA

Pero antes que se acabe

PIEDRA NEGRA SOBRE UNA PIEDRA BLANCA

PIENSAN LOS VIEJOS ASNOS

Pienso en tu sexo.

POEMA PARA SER LEÍDO Y CANTADO

Por entre mis propios dientes salgo humeando

Por los cuadros de santos en el muro colgados

Por último, sin ese buen aroma sucesivo

PRIMAVERA TUBEROSA

Prístina y última piedra de infundada

Profesor de sollozo —he dicho a un árbol—

Pugnamos ensartarnos por un ojo de aguja

Pureza amada, que mis ojos nunca

Qué estará haciendo esta hora mi andina y dulce Rita de junco y capulí

¿Qué me da, que me azoto con la línea

Qué nos buscas, oh mar, con tus volúmenes

Quedeme a calentar la tinta en que me ahogo

Quemadura del segundo

Quién clama las once no son doce!

Quién ha encendido fósforo!

Quién hace tanta bulla, y ni deja

¿Quién no tiene su vestido azul?

Quién nos hubiera dicho que en domingo

Quien sabe se va a ti. No le ocultes

Quiere y no quiere su color mi pecho

Quiero escribir, pero me sale espuma

Quisiera hoy ser feliz de buena gana

Reanudo mi día de conejo

Rechinan dos carretas contra los martillos

REDOBLE FÚNEBRE A LOS ESCOMBROS DE DURANGO

ROMERÍA

ROSA BLANCA

Rumbé sin novedad por la veteada calle

SALUTACIÓN ANGÉLICA

Samain diría el aire es quieto y de una contenida tristeza

SANTORAL

SAUCE

Se acabó el extraño, con quien, tarde

Se bebe el desayuno... Húmeda tierra

Se pedía a grandes voces

Sé que hay una persona

Señor! Estabas tras los cristales

¡Señores! Hoy es la primera vez que me doy cuenta de la presencia de la vida

SERMÓN SOBRE LA MUERTE

Serpea el sol en tu mano fresca

SETIEMBRE

Si lloviera esta noche, retiraríame

—Si te amara... qué sería?

Siento a Dios que camina

Silencio. Aquí se ha hecho ya de noche

Sin haberlo advertido jamás, exceso por turismo

Solía escribir con su dedo grande en el aire:

Sólo al dejar de ser, Amor es fuerte!

SOMBRERO, ABRIGO, GUANTES

Subes centelleante de labios y ojeras!

Tahona estuosa de aquellos mis bizcochos

TELÚRICA Y MAGNÉTICA

Tendríamos ya una edad misericordiosa

Tengo ahora 70 soles peruanos

Tengo fe en ser fuerte

Tengo un miedo terrible de ser un animal

TERCETO AUTÓCTONO

TERREMOTO

Tiempo Tiempo

Todos han muerto

Todos los días amanezco a ciegas

Todos sonríen del desgaire con que voyme a fondo

Transido, salomónico, decente

Traspié entre dos estrellas

TRILCE

Tú sufres de una glándula endocrínica, se ve

Un guijarro, uno solo, el más bajo de todos

Un hombre dijo

Un hombre está mirando a una mujer

Un hombre pasa con un pan al hombro

Un libro quedó al borde de su cintura muerta

Un pilar soportando consuelos

Una mujer...

Una mujer de senos apacibles, ante los que la lengua de la vaca resucita una glándula violenta

UNIDAD

Va corriendo, andando, huyendo

Varios días el aire, compañeros

Vengo a verte pasar todos los días,

VERANO

Verano, ya me voy. Y me dan pena

Vez

Viejo Osiris! Llegué hasta la pared

Vierte el humo doméstico en la aurora

Viniere el malo, con un trono al hombro

Voluntario de España, miliciano

Voy a hablar de la esperanza

Vusco volvvver de golpe el golpe

¿Y bien? ¿te sana el metaloide pálido?

Y, desgraciadamente

Y el Alma se asustó

Y, en fin, pasando luego al dominio de la muerte

Y no me digan nada

Y nos levantaremos cuando se nos dé

Y SI DESPUÉS DE TÁNTAS PALABRAS...

Ya va a venir el día; da

YESO

Yo nací un día

Yo no sufro este dolor como César Vallejo

Yo soy el coraquenque ciego

YUNTAS

Zumba el tedio enfrascado

¿......

999 calorías