anterior autor siguiente

        IMPRESIÓN REPETIDA

La última mañana en la ciudad
amanece con luz marchita.
Vengo de habitar en la noche, voy al día
con sueño, con los ojos muy cansados.
Estas horas terribles en extrañas
ciudades aconsejan al viajero
que retorne al hogar, en donde el tiempo
no estraga tan temprano el corazón.

autógrafo

Francisco Brines


subir volver Palabras a la oscuridad (1966) II   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio