anterior autor siguiente

 EL RESPLANDOR

Nunca supe su nombre

                        Pudo
ser el amor, un poco
de alegría, o simple-
mente nada.

Pero encendió
de tal manera el día,
que todavía
dura su lumbre.

Dura.
Y quema.

Meira Delmar


subir volver Reencuentro (1981)   siguiente anterior
inglés Translated by Nicolás Suescún
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio