anterior    aleatorio / random   autor / author   inicio / home   siguiente / next

  [APOYAS LA MANO]

Apoyas la mano
en un árbol. Las hormigas
tropiezan con ella y se detienen,
dan la vuelta, vacilan.
Es dulce tu mano. La corteza
del abedul también es dulce: dulcísima.
Una agridulce plata otoñal sube
desde su raíz honda hacia ti misma.
Mojada por la luz sucia y filtrada,
peinada fríamente por la brisa,
te estás quedando así: cada momento
más sola, más pura, más concisa.

autógrafo

Ángel González


subir   poema aleatorio   Áspero mundo (1956) Sonetos   siguiente / next   anterior / previous
Voz: Ángel González Voz: Ángel González