anterior autor siguiente

    CALAMBUR

La axila vegetal, la piel de leche,
espumosa y floral, desnuda y sola,
niegas tu cuerpo al mar, ola tras ola,
y lo entregas al sol: que le aproveche.

La pupila de Dios, dulce y piadosa,
dora esta hora de otoño larga y cálida,
y bajo su mirada tu piel pálida
pasa de rosa blanca a rosa rosa.

Me siento dios por un instante: os veo
a él, a ti, al mar. la luz, la tarde.
Todo lo que contemplo vibra y arde,
y mi deseo se cumple en mi deseo:

dore mi sol así las olas y la
espuma que en tu cuerpo canta, canta
—más por tus senos que por tu gargantado
re mi sol la si la sol la si la.

autógrafo

Ángel González


subir volver Muestra, corregida y aumentada, de algunos procedimientos narrativos   siguiente anterior
y de las actitudes sentimentales que habitualmente comportan (1977)  
Voz: Ángel González Voz: Ángel González

Canción: Amancio Prada Canción: Amancio Prada

aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio