anterior autor siguiente

      EN LOS PASEOS PEREZOSOS

En los paseos perezosos, hice míos los restos de la pobreza agraria: vi colmenas y púrpura; en los ejidos, vi tormentas de oro y animales ciegos en la contemplación del rocío: vi los laureles urbiales y en la pureza de los lavaderos madres arrodilladas sobre el agua.

Pero más adentro, todavía fuera del lugar donde estuvieron las puertas, la ciudad precipita hacia arriba sus vestigios. Es un abismo entre cristales, bragas en la coronación de los taludes un territorio de blancura profanada por pájaros y lámparas. La lentitud celeste entra en las galerías y su lengua excita los espíritus sangra dulcemente entre resplandores y canciones de niñas en los almacenes abandonados.

autógrafo

Antonio Gamoneda


subir volver Edad (Poesía 1947-1986)   siguiente anterior
audio Voz: Antonio Gamoneda

aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio