anterior autor siguiente


El mirlo en la incandescencia de tus labios se extingue.

Yo siento en ti grandes heridas y te desnudas en mis fuentes.

Se extingue el mirlo en las alcobas blancas donde soy ciego, donde, algunas veces, suenan en ti grandes campanas.

autógrafo

Antonio Gamoneda


subir volver Libro del frío (1992) 4 Pavana impura   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio