anterior autor siguiente

  FRÍO DE LÍMITES

A la penumbra auricular no viene nunca el sonido del amanecer. Muge el silencio en las ocultas bóvedas y se desliza en tus membranas. Silban los pájaros y tu pasión es sorda.

Tú no estás ya en tus oídos.

autógrafo

Antonio Gamoneda


subir volver Libro del frío (1992) 6 Frío de límites   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio