anterior autor siguiente

DE CÓMO EL ARÇIPRESTE FFUE ENAMORADO
Estrofas 77-81

Assy fue que un tienpo una dueña me prisso,
del su amor non fuy ese tienpo rrepiso:
ssienpre avía della buena fabla e buen rriso,
nunca al por mi fizo nin creo que fer quiso.

Era dueña en todo e de dueñas señora,
non podía ser solo con ella una ora;
muncho de ome se guardan ally do ella mora,
más mucho que non guardan los judíos la Tora.

Ssabe toda nobleza de oro e de seda,
muy conplida de byenes anda manssa e leda.
Es de buenas costunbres, sossegada e queda:
non se podrá vençer por pintada moneda.

Enbiél' esta cántiga, que es deyuso puesta,
con la mi mensajera, que tenía enpuesta;
dize verdat la fabla: que la dueña conpuesta,
si non quiere el mandado, non da buena rrepuesta.

Dixo la dueña cuerda a la mi mensajera:
"Yo veyo muchas otras creer a ti, parlera,
e fállanse mal ende; castigo en su manera,
bien como la rrapossa en agena mollera".

Juan Ruiz, Arcipreste de Hita, 1320


subir volver Libro de Buen Amor (1320)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio