anterior autor siguiente

DE LO QUE ACONTESÇIÓ AL ARÇIPRESTE CON FERNAND GARÇÍA, SU MENSSAJERO
Estrofas 115-122

Mys ojos no verán luz
Pues perdido he a Cruz.
Cruz cruzada, panadera,
tomé por entendedera:
tomé senda por carrera
como un andalúz.
Coydando que la avría,
díxiel' a Ferrand Garçía
que troxies' la pletesía
e fuese pleytés e duz.
Diz' que l'plazía de grado:
fízos' de la Cruz privado.
A mí dio rrumiar salvado;
él comió el pan más duz'.
Prometiól' por mi conssejo
trigo que tení' anejo;
e presentól' un conejo
el traydor falso marfúz.
Dios confonda menssajero
tan presto e tan ligero:
¡non medre Dios conejero,
que la caç' ansy adúz'!
Quando la Cruz veya, yo sienpre me omillava,
santiguávame a ella doquier que la fallava:
el conpaño de çerca en la cruz adorava:
del mal de la cruzada yo non me rreguardava.
Del escolar goloso conpaño de cucaña
ffize esta otra troba, non vos sea estraña:
ca ante nin después non fallé en España
quien ansy me feziese de escarnia magadaña.

Juan Ruiz, Arcipreste de Hita, 1320


subir volver Libro de Buen Amor (1320)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio