anterior autor siguiente

ENXIENPLO DEL LEÓN É DEL CAVALLO
Estrofas 298-303

Un cavallo muy gordo pasçía en la defesa;
veníe 'l león de caça, pero con él non pesa;
el león tan goloso al cavallo sopessa;
"vassalo,", dixo, "mío, la mano tú me besa."

Al león gargantero rrespondió el cavallo,
dyz': "Tú eres mi señor e yo so tu vasallo:
en te besar la mano yo en eso me fallo;
mas yr á ty non puedo, que tengo gran contrallo.

"ayer do me ferrava un ferrero maldito,
echóme en este pie un clavo atan fito,
enclavome: ¡ven, señor, con tu diente bendito!
sácalo, faz de my como de tuyo quito!"—

Abaxóse el león por darl' algún confuerto,
el cavallo ferrado contra sy fizo tuerto,
las coçes el cavallo lançó fuerte en çierto,
diole entre los ojos, echole frío muerto.

Con el miedo fuyó el cavallo aguas byvas;
muncho comido avía de yervas muy esquivas,
yva mucho cansado, tomáronlo adyvas:
anssy mueren los locos golosos do tú yvas.

El comer syn mesura e la grand venternía,
otrossy mucho vino con mucha beverría,
más mata que cuchillo: Ypocrás lo dezía;
tú dizes que quien byen come, byen faze garçonía.

Juan Ruiz, Arcipreste de Hita, 1320


subir volver Libro de Buen Amor (1320)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio