anterior    aleatorio / random   autor / author   inicio / home   siguiente / next

AQUÍ FABLA DE LA PELEA QUE OVO EL ARÇIPRESTE CON DON AMOR
Estrofas 388-406

Con la açidya traes estos males atantos,
muchos otros pecados, antojos e espantos:
nunca te pagas de omes castos, diños e santos.
a los tuyos das obras de males e quebrantos:

El ome por tus obras es mintroso e perjuro,
por conplyr tu deseo fázeslo herege duro;
más cree tus lysonjas el neçio hadeduro,
que non la fe de Díos: ¡vete, yo te conjuro!

Non te quiero, Amor, nin al sospiro, tu fijo,
fázesme andar de balde e díjome, dijo, dijo;
tanto más me aquexas quanto yo más aguijo,
non val' tu vanagloria un vil grano de mijo.

Non as miedo nin verguença de rey nin de reyna,
múdaste do te pagas cada día ayna,
huésped eres a muchos, non duras so cortina:
como el fuego te andas de veçina en veçina.

Con tus muchas promesas a munchos envelyñas,
en cabo son muy pocos a quien bien adelyñas,
non te menguan lysonjas más que fojas en vyñas,
más traes neçios locos que hay pyñones en piñas.

Fazes como golhin en tu falsa manera:
atalayas de lueñe e caças la primera,
a la que matar quieres, ssácasla de carrera,
de logar encobyerto sacas çelada afuera.

Tyene ome su fija de coraçón amada,
loçana e bien fermosa, de muchos deseada;
con vyçyos es criada, ençerrada e guardada;
do cuyda tener algo en ella, non tyene nada.

Cuydan la cassar bien, como las otras gentes,
porque se onrren della su padre e sus parientes:
como mula camuçia agusa rrostro e dientes,
remeçe la cabeça, a diablos tiene mientes.

Tú le rruys a la oreja e dasla mal conssejo,
que faga tu mandato e sigua tu trebejo:
los cabellos en trença, el peynde e el espejo;
¡tal amigo non ay nin es della parejo!

El coraçón le tornas de mill guisas a la ora:
ssy oy cassar la quieren, cras d' otro s' enamora;
a las vezes en saya, otras en alcandora,
remírase la loca do tu locura mora.

El que más a ty cree, anda más por mal cabo:
a ellos e a ellas, a todos das mal cabo,
de pecado dañoso, de ál non te alabo,
tristeza e flaqueza, ál de ty non recabo.

Das muerte perdurable a las almas que fieres,
das muchos enemigos al cuerpo que rrequieres,
fazes perder la fama al que más amor dieres,
a Dios pierde e al mundo, Amor, el que más quieres.

Destrues las personas, los averes astragas,
almas, cuerpos e algos como uerco las tragas,
de todos tus vassallos fazes neçios faldragas,
prometes grandes cosas; poco e tarde pagas.

Eres muy grand gigante al tienpo del mandar,
eres enano chico, quando lo as de dar:
luego de grado mandas; bien te sabes mudar:
tarde das e amidos; byen quieres demandar.

De la loçana fazes muy nesçia e muy boba,
fazes con tu grand fuego, como faze la loba,
al más astroso lobo, al enatío ajoba;
aquel da de la mano e de aquel s' encoba.

Asi muchas fermosas contigo se enartan,
con quien se les antoja, con aquel se apartan.
Quier feo, quier enatío; aguisado non catan:
quanto más a ty creen, tanto peor baratan.

Fazes por muger fea perder ome apuesto,
piérdese por vil ome dueña de grand rrepuesto.
Plázete con qualquier, do el ojo as puesto:
byen te puedo dezir antojo por denuesto.

Manera as de diablo: a doquier que tu mores,
fazes tenblar los omes, demudar las colores,
perder seso e fabla, sentyr muchos dolores:
trayes los omes çiegos, que oyen tus loores.

Al bretador semejas, quando tañe su brete:
canta con dulçe engaño; al ave pone abeyte,
fasta que l' echa el laço, quando'l pie dentro mete;
assegurando matas: ¡quítate de mí, vete!

Juan Ruiz, Arcipreste de Hita, 1320


subir   poema aleatorio   Libro de Buen Amor (1320)   siguiente / next   anterior / previous