anterior autor siguiente

CANTICA DE SSERRANA
Estrofas 987-992

Ssyenpre me verná en miente
desta sserrana valyente,
Gadea de Rriofrío.

A la fuera desta aldea,
la que aquí he nonbrado,
encontreme con Gadea.
Vacas guarda en el prado:
dixel': «¡En buen' ora sea
de vos cuerpo tan guisado!»
Ella me rrespuso: «¡Ea!
la carrera as errado,
e andas como radío».

—«Radío ando, sserrana,
en esta grand' espessura:
a las vezes ome gana
o pierde por aventura;
mas, quanto esta mañana,
del camino non he cura,
pues vos yo tengo, hermana,
aquí en esta verdura,
rribera de este rrío».

Ryome como rrespuso
la serrana tan sañuda.
desçendió la cuest' ayuso.
Cómo era atrevuda,
dixo: «Non sabes el uso,
cómo s'doma la rres muda;
quiçá el diablo te puso
esa lengua tan aguda:
¡si la cayada t' enbyo!»—

Enbiome la cayada:
diome tras el pestorejo,
fízom' yr la cuestalada,
derrocóm' en el vallejo;
dixo la endiablada. «Asi
enpiuelan el conejo:
sovart' e», diz', «el alvarda.
sy non partes del trebejo:
¡Lyévate! ¡vete, sandío!»

Hospedóm' e diome vyanda;
mas escotar me la fizo:
porque non fiz' quanto manda,
diz'; «¡Rroyn, gaho, everniso!
¡cómo fiz' mala demanda
en dexar el vaqueriso!
yo t' mostraré, sino' ablanda,
cómo se pella el eriso
syn agua e syn rrocío».—

Juan Ruiz, Arcipreste de Hita, 1320


subir volver Libro de Buen Amor (1320)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio