anterior autor siguiente

ENXIENPLO DEL GALGO E DEL SEÑOR
Estrofas 1357-1369

El buen galgo lebrero, corredor e valyente,
avíe, quando joven, pies ligeros, corriente;
avíe buenos colmiellos, buena boca e buen diente:
quantas liebres veya, prendíe de buena mente.

a su señor él syenpre algo le presentava,
de la corrida nunca vasío le tornava:
el su señor por eso mucho lo falagava,
a todos los vesinos del galgo se loava.

Con el mucho laserío fue muy ayna viejo,
perdió luego los dientes, corríe poquillejo;
fue su señor a caça e saltó un conejo:
prendiól', no l' pudo tener, fuésele al vallejo.

El caçador al galgo feriólo con un palo;
el galgo querellándos' dixo: «¡Qué mundo malo!
quando era mançebo, desíenme: ¡halo, halo!
agora, que so viejo, disen que poco valo.

»En mi juventud caça por pies non sse me yva,
a mi señor la dava, quier muerta e quier biva:
estonçe me loava; ya viejo, me esquiva:
quando non trayo caça, non me falanga nin sylva».—

Los byenes e loores muchos de mançebez
defienden la flaqueça, culpa de la vejez;
por ser el ome viejo, non pierde por ende prez,
el seso del buen viejo non se mueve de rrehez.

En amar al mançebo e a su loçanía
e desecharle viejo, faserle peoría,
es torpedat e mengua, maldat e villanía:
en el viejo se loa su buena mançebía.

El mundo codiçioso es d' aquesta natura,
sy el amor da fruto, dándolo mucho atura:
non dando nin serviendo el amor poco dura:
de amigo syn provecho non ha el ome cura.

En quanto da el ome, en tanto es preçiado:
quando yo dava mucho, era mucho loado;
agora, que non do algo, so vil e despreciado:
non ay mençión nin grado del serviçio pasado.

Non sse mienbran algunos del mucho byen antygo:
quien a mal ome sirve, syenpre será mendigo,
el malo a los suyos non les presta un figo,
apenas que el pobre viejo falle amigo.

E, sseñora, convusco atal a mí contesçe:
servivos byen e syrvo en lo que acaesçe:
porque vyn' sin presente, la vuestra saña cresçe
e so maldenostada, segunt que ya paresçe.—

«Vieja», dixo la dueña, «çierto yo non menty;
de lo que me dexistes yo mucho me ssenty,
de lo que yo te dixe, luego m' arrepenty,
porque talente bueno entiendo yo en ty.

»Mas temo e he rreçelo que engañada sea,
non querría me fuese, como al mur del aldea
con el mur de la villa, yendo a faser enplea:
desirte he la fasaña e fynque la pelea».

Juan Ruiz, Arcipreste de Hita, 1320


subir volver Libro de Buen Amor (1320)   siguiente anterior
facsímil Edición Facsímil del Códice Vª-6-1 de la Biblioteca Nacional, Manuscrito de Toledo, 1368
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio