anterior autor siguiente

ENXIENPLO DEL GALLO QUE FALLÓ EL ÇAFIR EN EL MULADAR
Estrofas 1387-1400

En un muradal andava el gallo cerca un rrío;
estando escarbando de mañana con el frío,
falló çafyr golpado: él nunca mijor vido;
espantóse el gallo e dixo como sandío:

Más querría de uvas o de trigo un grano,
que a ty nin a çiento tales en la mi mano.—
El çafir diol' respuesta: «Bien te digo, villano,
que sy me conoçieses, tú serías loçano.

»Sy oy a mí fallase quien me fallar devía,
sy aver me podiese el que me conosçía,
al qu' el estiércol cubre, mucho rresplandesçería:
non entiendes nin sabes quánto yo meresçería».

Muchos leen el libro e tiénenlo en poder,
que non saben qué leen nin lo saben entender;
tyenen algunos cosa preçiada e de querer,
que non le ponen onrra, la que devíe aver.

A quien Dios da ventura e non la quier' tomar,
nin quiere valer algo nin saber nin pujar,
aya mucha laseria e cuyta e trabajar,
contésçal' como al gallo, qu' escarva el muradal.

Byen asy acaesçe a vos, doña Garoça:
queredes en convento más agua con la orça,
que con taças de plata e estar a la roça,
con este mançebillo, que vos tornaríe moça.

Comedes en convento sardinas e camarones,
verçuelas e laseria e los duros caçones;
dexades del amigo perdizes e capones:
perdédesvos, cuytadas mugeres, syn varones.

Con la mala vyanda, con saladas sardinas,
con sayas d' estameña pasádesvos, ¡mesquinas!
dexades del amigo las truchas, las gallynas,
las camissas fronçidas, los paños de Melinas—

Dixo doña Garoça: «Oy más non te diré:
en lo que tú me dises en ello penssaré;
ven cras por la rrespuesta e yo te la daré:
lo mijor que yo viere, de grado lo faré».—

Otro día la vieja fuese a la mongía
e falló a la monja, que en la misa seya:
«¡Yuy! ¡yuy!», dixo, señora, «¡qué luenga ledanía!
en aqueste rroydo vos fallo cada día,

»O vos fallo cantando o vos fallo leyendo,
las unas con las otras contendíendo e reñiendo;
nunca vos he fallado jugando e rriendo;
verdat dise mi amo, a como vo veyendo:

»Mayor rroydo fasen e más voses syn recabdo
diés ánsares en laguna, que cient buexes en prado.
Dexat eso, señora, desirvos he un mandado:
pues la misa es dicha, vayamos al estrado».—

Alegre va la monja del coro al parlador,
alegre va el frayle de terçia al rrefitor.
Quiere oyr la monja nuevas del entendedor,
quiere el frayle goloso entrar en el tajador.

Diz' la vieja: «Señora, direvos un juguete;
non me cuenta convusco com' al asno con blanchete,
que le vió con su señora jugar en el tapete:
dirévos la fabliella, ¡sy dierdes un risete!»

Juan Ruiz, Arcipreste de Hita, 1320


subir volver Libro de Buen Amor (1320)   siguiente anterior
facsímil Edición Facsímil del Códice Vª-6-1 de la Biblioteca Nacional, Manuscrito de Toledo, 1368
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio