anterior autor siguiente

CANTICA DE LOORES DE SANTA MARÍA
Estrofas 1668-1672

Miraglos muchos fase la Virgen siempre pura.
Aguardando los coytados de dolor e de tristura
el que loa tu figura
no lo dexas olvidado,
non catando su pecado:
sálvaslo de amargura.

Ayudas al ynoçente con amor muy verdadero,
al que es tu servidor bien lo libras de lygero.
Non le es falleçedero
tu acorro syn dudança;
guárdalo de malandança
el tu bien grande, llenero.

¡Reyna, Virgen, mi esfuerço! yo so puesto 'n tal espanto,
por lo qual a ty bendigo, que me guardes de quebranto.
Pues a ty, Señora, canto,
tú me guarda de lisyón,
de muerte e de ocasión,
por tu fijo Jhesú santo.

Yo so mucho agraviado en esta çibdad seyendo,
tu acorro e guarda fuerte a mí libre, defendiendo.
Pues a ty me encomiendo,
non me seas desdeñosa:
tu bondad maravillosa
loaré sienpre sirviendo.

A ty me encomiendo, Virgen Ssanta María,
la mi coyta tú la parte, tú me salva e me guía.
E me guarda todavía,
piadosa Virgen Santa,
por la tu merçed, que es tanta,
que desir non la podría.

Juan Ruiz, Arcipreste de Hita, 1320


subir volver Libro de Buen Amor (1320)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio