anterior autor siguiente

    EL SOL

El sol bajaba entonces
al barranco profundo
que debe haber detrás del horizonte,
alargando las sombras
—lentas aguas opacas—
de lo erguido,
dando nuevos colores a las cosas,
como si presintiera
la negra oscuridad vecina,
inevitable, de la noche.

autógrafo

Manuel Altolaguirre


subir volver Las islas invitadas y otros poemas (1926)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio