anterior autor siguiente

    HISTORIAS
    EN ÁFRICA

Techaban aires rápidos,
concéntricas del cielo,
curvas capas azules
de los jinetes negros,
dibujando turbantes
en sus caracoleos.
Más ancho que hondo, el campo
ofrecíase desierto
para la gran carrera
de los hombres aquellos.
Fugitivo horizonte
de polvo, lana y cuero,
la hilera de jinetes
se perdió tierra adentro.

autógrafo

Manuel Altolaguirre


subir volver Las islas invitadas y otros poemas (1926)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio