anterior autor siguiente

    JARDÍN

Todo el jardín como un cuerpo
con fiebre. ¡Qué ajustados
miembros verdes vegetales!

El agua hundida formando
enferma de confusiones,
de sí misma aislado fango.
Jardín de abejas y olores,
sin caminos para el paso.

Entrar es quedar en él,
como cuando nos quedamos
dentro de un libro, entre dos
o más plantas, apretados.

autógrafo

Manuel Altolaguirre


subir volver Ejemplo (1927)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio