anterior autor siguiente

    YA QUE DUDOSA JUVENTUD

A Rafael Alberti

Ya que dudosa juventud de tallos,
por no decir infancia de sus hojas
—últimas hijas de esta primavera—,
de tantos vientos siguen direcciones,
la oscura ancianidad firme del tronco
persiste en su quietud, ejemplo dando.
Que si en nosotros, hombres, sucediera
este resumen de las tres edades,
niñez en hojas, juventud en tallos
y madurez en tronco, nuestras vidas,
consistencia mayor, aunque alocadas
las verdes cumbres agitara el viento,
mayor firmeza, arraigo permanente,
feliz tendrían, y luego más seguro
apoyo al que postura descansada
paralelo a nosotros nos reclame.

autógrafo

Manuel Altolaguirre


subir volver Ejemplo (1927)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio