anterior autor siguiente

    LLAMAS

Tu vida tiene cristales
que suben por mis raíces,
suben tan altos que calman
la sed de mis ojos tristes.

Por ver tu vida me quedo
sin vida, parado, firme.

No te pienso ya en mujer,
te siento en río que sigue
pasando sin pasar nunca,
pasando sin jamás irse.

Mujer tendida, despierta.
Ya eres nube, ya creciste,
como un aliento te abrazas
a mi verdor con tus grises.

Ya no tengo ramas, tengo
llamas que hasta el cielo gimen.

Nube en las cumbres. Me olvido
de ti de tanto sentirte.

Ya no puedo ver el río
que pasa sin jamás irse.

autógrafo

Manuel Altolaguirre


subir volver Fin de un amor (1949)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio