Arde en tus ojos un misterio, virgen
esquiva y compañera.

      No sé si es odio o es amor la lumbre
inagotable de tu aljaba negra.

      Conmigo irás mientras proyecte sombra
mi cuerpo y quede a mi sandalia arena.

      —¿Eres la sed o el agua en mi camino?
Dime, virgen esquiva y compañera.

autógrafo

Antonio Machado


subir volver Del Camino * Soledades (1899-1907)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio