JARDÍN

Lejos de tu jardín quema la tarde
inciensos de oro en purpurinas llamas,
tras el bosque de cobre y de ceniza.
En tu jardín hay dalias.
¡Malhaya tu jardín!... Hoy me parece
la obra de un peluquero,
con esa pobre palmerilla enana,
y ese cuadro de mirtos recortados...
y el naranjito en su tonel... El agua
de la fuente de piedra
no cesa de reír sobre la concha blanca.

autógrafo

Antonio Machado


subir volver Humorismos, Fantasías, Apuntes... (1899-1907)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio