Tal vez la mano, en sueño,
del sembrador de estrellas,
hizo sonar la música olvidada

  como una nota de la lira inmensa,
y la ola humilde a nuestros labios vino
de unas pocas palabras verdaderas.

autógrafo

Antonio Machado


subir volver Galerías (1900-1907)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio