Los árboles conservan
verdes aún las copas,
pero del verde mustio
de las marchitas frondas.

    El agua de la fuente,
sobre la piedra tosca
y de verdín cubierta,
resbala silenciosa.

    Arrastra el viento algunas
amarillentas hojas.

¡El viento de la tarde
sobre la tierra en sombra!

autógrafo

Antonio Machado


subir volver Galerías (1900-1907)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio