anterior autor siguiente

    A OTRO CONDE DON JULIÁN

Mas tú, varona fuerte, madre santa,
sientes tuya la tierra en que se muere,
en ella afincas la desnuda planta,
y a tu Señor suplicas: ¡Miserere!

¿Adónde irá el felón con su falsía?
¿En qué rincón se esconderá sombrío?
Ten piedad del traidor. Paríle un día,
se engendró en el amor, es hijo mío.

Hijo tuyo es también, Dios de bondades.
Cúrale con amargas soledades.
Haz que su infamia su castigo sea.

Que trepe a un alto pino en la alta cima,
y en él ahorcado, que su crimen vea,
y el horror de su crimen le redima.

autógrafo

Antonio Machado


subir volver Poesías de Guerra (1936-1939)   siguiente anterior
Borradores manuscritos Borrador manuscrito
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio