anterior autor siguiente

  IV. ¡CÓMO CALLAN LOS MUERTOS!

¡Qué despiadados son
en su callar los muertos!

                                      Con razón
todo mutismo trágico y glacial,
todo silencio sin apelación
se llaman: un silencio sepulcral.

autógrafo

Abril 29
Amado Nervo


subir volver La amada inmóvil (1912)   siguiente anterior
III.- Pensamientos afines  
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio

Y en Obras completas, Madrid, Aguilar, 1972 (Los Grandes Clásicos).