anterior autor siguiente

        A EUGENIO FLORIT

Florit, la primavera se desborda
y vuelca Flora el azafate henchido,
y la naturaleza en cada nido
lanza un temblor y hace la vista gorda,

¿Qué pasa entonces, cuando el viento asorda
y el campo es todo asombro y todo ruido,
y aun el más recatado y retraído
toma el alma y la echa por la borda?

¿Qué arcaico rito o gresca dionisíaca,
que endiablada, o mejor, paradisiaca
celebración de las celebraciones?

Es que el poeta cumple el mandamiento:
hacer razones con el sentimiento
y dar en sentimiento las razones.

autógrafo
Alfonso Reyes, 1956


subir volver Constancia poética (1959)   siguiente anterior
V. Jornada de sonetos [1912-1956] 4 : Confidencias  
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio