anterior autor siguiente

      CONSTANZA

Dos galanes pelearon
sobre Constanza una tarde;
Mirad, así Dios nos guarde,
para dónde lo guardaron.

Si nació la enemistad
de verse un poco apretados,
dos pueden caber holgados,
y aun tres a necesidad.

autógrafo
Baltasar del Alcázar


subir volver Soneto   siguiente anterior
audio Voz: Leonelli Marcela

aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio