anterior autor siguiente


Con esta palabrita
se terminó el poema.
Vedlo cómo se yergue,
habla, sonríe, juega.

Ahora puede ocupar
su lugar en la tierra.

autógrafo

Baldomero Fernández Moreno, 1950


subir volver Setenta Balcones y Ninguna Flor (1997)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio