anterior autor siguiente

        LA PROVIDENCIA

«Dime, Padre común, pues eres justo,
¿por qué ha de permitir tu providencia,
que, arrastrando prisiones la inocencia,
suba la fraude a tribunal augusto?

»¿Quién da fuerzas al brazo, que robusto
hace a tus leyes firme resistencia,
y que el celo, que más la reverencia,
gima a los pies del vencedor injusto?

»Vemos que vibran vitoriosas palmas
manos inicuas, la virtud gimiendo
del triunfo en el injusto regocijo».

Esto decía yo, cuando, riendo,
celestial ninfa apareció, y me dijo:
«¡Ciego!, ¿es la tierra el centro de las almas?»

Bartolomé Leonardo de Argensola


subir volver Soneto   siguiente anterior
inglés English translation by Alix Ingber
Facsímil Facsímil de Rimas de Lupercio i del Dotor Bartolome Leonardo de Argensola. Zaragoza. 1634
audio Voz: Koko - librivox.org

aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio