anterior autor siguiente


Viéndose en un fiel cristal
ya antigua Lice, y que el arte
no hallaba en su rostro parte
sin estrago natural,
dijo: «Hermosura mortal,
pues que su origen lo fue,
aunque el mismo Amor le dé
sus flechas para rendir,
viva obligada a morir,
pero a envejecer, ¿por qué?»

Bartolomé Leonardo de Argensola


subir volver Poemas   siguiente anterior
Facsímil Facsímil de Rimas de Lupercio i del Dotor Bartolome Leonardo de Argensola. Zaragoza. 1634
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio