anterior autor siguiente

HOMENAJE A SANTA TERESA
(Éxtasis de alta contemplación)

No había ni rastro del día.
  (En la región veloz y fría
  allí está inmóvil el verano.)

Nada en el alma se sentía
que fuese dolor o alegría.
Y aunque en la aldaba ya la mano,
allá en la casa que dormía,
quien iba a entrar se detenía.
Y si mirabais por el vano
de la escalera que allí había,
nada subía ni bajaba,
nada menguaba ni crecía.
Todo parado y quieto estaba.

Nada en el mundo se movía.

autógrafo

Carlos Bousoño


subir volver Metáfora del desafuero (1988). VI - EL ANHELO   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio