anterior autor siguiente

                XLII

Esperaos. Ya os voy a narrar
todo. Esperaos sossiegue
este dolor de cabeza. Esperaos.

      ¿Dónde os habéis dejado vosotros
que no hacéis falta jamás?

      Nadie hace falta! Muy bien.

      Rosa, entra del último piso.
Estoy niño. Y otra vez rosa:
ni sabes a dónde voy.

      ¿Aspa la estrella de la muerte?
O son extrañas máquinas cosedoras
dentro del costado izquierdo.
Esperaos otro momento.

      No nos ha visto nadie. Pura
búscate el talle.
¡A dónde se han saltado tus ojos!

      Penetra reencarnada en los salones
de ponentino cristal. Suena
música exacta casi lástima.

      Me siento mejor. Sin fiebre, y ferviente.
Primavera. Perú. Abro los ojos.
Ave! No salgas. Dios, como si sospechase
algún flujo sin reflujo ay.

      Paletada facial, resbala el telón
cabe las conchas.

      Acrisis. Tilia, acuéstate.

autógrafo

César Vallejo


subir volver Trilce (1922) (1930)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio