anterior autor siguiente

          XI

Miré el cadáver, su raudo orden visible
y el desorden lentísimo de su alma;
le vi sobrevivir; hubo en su boca
la edad entrecortada de dos bocas.
Le gritaron su número: pedazos.
Le gritaron su amor: ¡más le valiera!
Le gritaron su bala: ¡también muerta!

Y su orden digestivo sosteníase
y el desorden de su alma, atrás, en balde.
Le dejaron y oyeron, y es entonces
que el cadáver
casi vivió en secreto, en un instante;
mas le auscultaron mentalmente, ¡y fechas!
lloráronle al oído, ¡y también fechas!

3 septiembre 1937
autógrafo

César Vallejo


subir volver España, aparta de mí este cáliz (1939)   siguiente anterior
ruso Перевод Георгий Нуждин
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio