OFRENDANDO EL LIBRO

A Eros

Porque haces tu can de la leona
Más fuerte de la Vida, y la aprisiona
La cadena de rosas de tu brazo.

Porque tu cuerpo es la raíz, el lazo
Esencial de los troncos discordantes
Del placer y el dolor, plantas gigantes.

Porque emerge en tu mano bella y fuerte,
Como en broche de místicos diamantes
El más embriagador lis de la Muerte.

Porque sobre el Espacio te diviso,
Puente de luz, perfume y melodía,
Comunicando infierno y paraíso.

—Con alma fúlgida y carne sombría...

autógrafo

Delmira Agustini


subir  volver  Los cálices vacíos, pórtico de Rubén Darío (1913)   siguiente  anterior
audioVoz: Leonelli Marcela
inglés English translation by Alejandro Cáceres
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio

Versión proporcionada por Dina Posada.

Incluido en Los cálices vacíos, pórtico de Rubén Darío. Primera edición: Montevideo 1913. Primera edición en la colección Torremozas: 1998. Ediciones Torremozas. Madrid.