anterior autor siguiente

        LA RUPTURA

Érase una cadena fuerte como un destino,
Sacra como una vida, sensible como un alma;
La corté con un lirio y sigo mi camino
Con la frialdad magnífica de la Muerte... Con calma

Curiosidad mi espíritu se asoma a su laguna
Interior, y el cristal de las aguas dormidas,
Refleja un dios o un monstruo, enmascarado en una
Esfinge tenebrosa suspensa de otras vidas.

autógrafo

Delmira Agustini


subir volver Cantos de la mañana (1910)   siguiente anterior
inglés English translation by Alejandro Cáceres
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio