anterior autor siguiente

        DÍA NUESTRO

—La tienda de la noche se ha rasgado hacia Oriente—.
Tu espíritu amanece maravillosamente:
su luz entra en mi alma como el sol a un vergel...

—Pleno sol. Llueve fuego. —Tu amor tienta, es la gruta
afelpada de musgo, el arroyo, la fruta,
la deleitosa fruta madura a toda miel.

—El Ángelus. —Tus manos son dos alas tranquilas.
Mi espíritu se dobla como un gajo de lilas.
Y mi cuerpo te envuelve... tan sutil como un velo.

—El triunfo de la Noche. —De tus manos, más bellas,
fluyen todas las sombras y todas las estrellas,
y mi cuerpo se vuelve profundo como un cielo!

autógrafo

Delmira Agustini


subir volver Los cálices vacíos, pórtico de Rubén Darío (1913)   siguiente anterior
inglés English translation by Alejandro Cáceres
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio