anterior autor siguiente


Las aguas pasan bajo el puente,
sin recordar a Heráclito.
Han fluido así desde que el río es río,
sin cesar de medirse
con la fatalidad del mar que las aguarda.
Desde lo alto del puente,
un niño de la mano de un anciano
contempla el tránsito del agua.
El anciano imagina
que son las mismas aguas de su infancia.
El niño sueña con el mar.

autógrafo

David Escobar Galindo


subir volver Umbral Oriente (2002) Primer Oriente   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio

Incluido en Umbral Oriente. Colección toda la poesía 6. Ediciones Thau. San Salvador. 2002. Se atienden pedidos del libro en esta dirección.