anterior autor siguiente

    NAUFRAGIO

¡Ay qué nadar de alma es este mar!
¡Qué bracear de náufrago y qué hundirse
y hacerse a flote y otra vez hundirse!
¡Ay qué mar sin riberas ni horizonte,
ni barco que esperar! Y qué agarrarse
a esta blanda tiniebla, a este vacío
que da vueltas y vueltas... A esta agua
negra que se resbala entre los dedos...
¡Qué tragar sal y muerte en esta ausencia
infinita de ti!

autógrafo
Dulce María Loynaz de Castillo


subir volver Juegos de agua (1947)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio

Selección de poemas y versiones proporcionadas por Dina Posada. Acceda aquí a la selección de sus poemas en nuestro sitio.