anterior autor siguiente

  SONETO
A ANTONIA MEJÍA CÉLEBRE CÓMICA Y CANTORA, APLAUDIDA EN MALAS COPLAS DE RUINES POETAS

De esos sucios poetas malandrines
que con puercos y rudos jeringones
tiran agua de charcos y pilones
en vez de agua de rosas y jazmines.

Antonia mía no te determines
a escuchar los conceptos garañones
porque se comparan en las funciones
como perros de falda los mastines.

Tu voz han confundido con su bulla
siendo tú la más blanda trompetilla
que de Apolo en el órgano se halla.

Siendo tu voz la que el sentido arrulla
la más suave y dulce mantequilla
con que si llora Amor Venus le acalla.

autógrafo

Diego de Torres y Villarroel


subir volver Manuscrito 6.131 Biblioteca Nacional (Madrid)   siguiente anterior
facsímil Manuscrito 6.131 de la Biblioteca Nacional
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio