anterior autor siguiente

        DESPEDIDA

Llegaste a mí, turbada e indecisa,
tu fúlgido mirar de profetisa
reclamando justicia a mis desmanes;
se acrisoló de celos musulmanes.

Oleajes de cólera imprecisa
me hicieron presentir tus huracanes,
y el cínico desdén de mi sonrisa
desvaneció tus últimos afanes...

Entonces fue cuando flotó en la nada
la despedida azul de tu mirada,
y escuché sollozar tu desconsuelo;

saliste, compungida y vacilante,
y un llorar silencioso de diamante
concentró el origán de tu pañuelo.

1919



Andrés Eloy Blanco


subir volver Tierras que me oyeron (1921)   siguiente anterior
Sed tengo
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio