anterior autor siguiente

    MARTÍN PESCADOR SE HASTÍA

A Martín Tovar, que idolatra el mar

Martín Pescador se hastía
de la vanidad urbana
y a cada fin de semana
se va para Maiquetía

Se lanza a la mar bravía
y en Catia, caliente y sana,
de la noche a la mañana
se entrega a la pesquería

En el mar no hay quien se aburra:
una ola es una burra
y otra ola es una potra;

entre las dos va nadando
y Martín está gozando
una ola y parte de otra.



Andrés Eloy Blanco


subir volver Otros poemas   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio