anterior autor siguiente

        COMPLEMENTO

En mil palabras esta mañana,
te dije apenas
unas cuarta parte
de mis penas.

Y ahora, en cuatro palabras
sin dolor,
me cabe holgado todo
el Amor.

El dolor de la mañana
no alcanzará a ver la luna,
porque para sus mil palabras
el Amor tiene una...

No es que la pena sea más grande,
es cosa de Dios,
que hace una pequeña y otra grande
y grandes las dos.

Caracas, 25 de agosto de 1928



Andrés Eloy Blanco


subir volver Poda: poemas 1921/1928 (1934)   siguiente anterior
Salobre
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio