anterior    aleatorio / random   autor / author   inicio / home   siguiente / next

A Alberto La Riva

        PLAYA

              I

Aquí, Marinero,
te dejo un momento mi canción;
mientras yo voy agua adentro,
te dejaré en tu playa mi canción, Marinero.
Así te la dejaré todos los días;
mientras yo esté con el rostro bajo el agua,
ella quedará entre tus manos,
respirando el aire de tierra;
cuando yo regrese volveré a tomarla
de tu mano dura de timón y cuerda.
No te muevas de aquí de este peñasco;
guarda mi canción, Marinero,
hasta mi vuelta;
tenía un momento entre tus manos,
arriada como una vela.

              II

¿Dónde está mi canción? ¡Marinero!
Te quedaste dormido
mientras yo buscaba agua adentro
y te robaron mi canción, ¡Marinero!
Mudo, como tus peces
y angustioso como tus naufragios
¡me has dejado en la playa!
¿Cómo fue que no sentiste
cuando te robaron?
¿No te expandió los puños la evasión de mi canto
como un hipo de vela que se izaba?
¿No sentiste que se te escurría
con la escota la botavara?

              III

No, amigo —dijo el Marinero—
yo estaba despierto y tenía
tu canción metida en el puño:
pero la Mar vino por ella
y yo soy marinero de la Mar.
La Mar vino reclamando
tu canción para navegarla...
¡Y cómo estaba de hermosa entonces
la Mar! No podía negarme
y le di la canción que pusiste en mis manos.
¡Cómo estaba de hermosa! Venía
la Mar, vestida de mujer;
tenía dos olas en los ojos,
que empujaban una espuma de luz,
tenía los cabellos con estrellas y algas
y con corales los labios marinos
y la cubría toda el peplo de las aguas
y cuando se bebía tu canción
le vi un caracol en la garganta.

Mira cómo florece la Música en la playa.



Andrés Eloy Blanco


subir   poema aleatorio   Poda: poemas 1921/1928 (1934)   siguiente / next   anterior / previous
Playa