anterior    aleatorio / random   autor / author   inicio / home   siguiente / next

        LOS INSTIGADORES

    LA CHOUANNERIE DE LA REPÚBLICA

Árboles huecos,
selva inhóspita
a los ojos del día;
pero en la noche
salta la astilla de un silbido
como un clavo de plata de una mesa de ébano;
y de los árboles
empiezan a salir hombres
que estaban allí, sin voz
(empiezan a salir campanas de las torres).

La palabra es el fruto nocturno de la selva
y por las negras picas van los Instigadores.

Al llegar el día,
los árboles, encolados de mudez,
guardan su grito, como caracoles.

La noche es la hora de instigar a la luz;
el árbol goza más sus nidos en la noche:
la noche es una instigadora de estrellas
y el árbol un instigador de pichones.

¿Ves pasar esa sombra por entre aquella sombra?
Es que el viejo samán va con el viejo roble.
Y un día, ¡al fin! saldrán las aves del Castigo,
como frutas lanzadas por el puño del bosque.

Más que savia del árbol son savia de los
nidos los Instigadores.

Castillo de Puerto Cabello, 1930.



Andrés Eloy Blanco


subir   poema aleatorio   Barco de piedra (1937)   siguiente / next   anterior / previous
El castillo de Puerto Cabello