anterior autor siguiente

        ESTUDIO DE VOLUMEN

Gris, del gris sin calidad
de las auroras frustradas en llovizna.
De un lado, el rincón del calabozo
tuesta el gris plomo hasta un tabaco oscuro.

Arriba, un rehílo perla
y acaso un blanquear que no se atreve a nada.
Abajo, en el suelo,
gris despedido ya hacia fórmulas de agua.

Muertas vaguedades de objetos,
cosas secundarias,
segundos papeles del motivo.

En el centro, un chinchorro.
De abajo se ve bien
la forma del que duerme con las piernas abiertas:
parece caer de un trapecio
o de un avión.
En sus contornos
invade un filo oscuro que absorbe curvaturas;
en su momento de caída
se salva espesamente en el gris de las cosas
que atenúan, permeables, su descanso dormido.

Amanece.
Una mano resbala y cae del chinchorro;
la luz le da y la mano, que vacila, sin hombre,
lo es todo, en el piadoso Universo que empieza.

Castillo de Puerto Cabello. Calabozo Nº 3



Andrés Eloy Blanco


subir volver Barco de piedra (1937)   siguiente anterior
El castillo de Puerto Cabello
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio