anterior autor siguiente

        GRILLO

Un serruchito de oro
está cortando la noche.
El niño despierta, escucha,
y sonríe ruiseñores.

Pequeño violín oculto
en los trigos de la luna.
El niño tiende su alma,
hacia tu música fina.

Grillito, ramo de amores,
voz del silencio y del agua,
el niño vuelve a dormirse
con tu canción en los labios.

Eduardo Castillo


subir volver El árbol que canta (1928)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio