anterior autor siguiente

  ¿POR QUÉ HUYEN TODAS LAS ISLAS?

                II

No hay hombres que son islas, ni islas que son hombres
que de pronto se van a algún quehacer extraño
y dejan en el mar, el río o el estanque
la huella siempre fresca de lo que antes fueron.

No ser isla, contorno, el lugar donde estaba
aquel islote fértil, el promontorio esbelto
de un pedazo de tierra que fue un pequeño mundo.

autógrafo

Ernestina de Champourcín


subir volver Huyeron todas las islas (1988) De islas, muertos y fiestas   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio