anterior autor siguiente

  ¿POR QUÉ HUYEN TODAS LAS ISLAS?

                VI

(Las islas malditas)

No logran acercarse. Tan sólo un agua turbia
lacera sus costados de piedra inconmovible,
su contorno granítico que ninguna semilla
desvirga con su semen.
—Hendir olas, ceder al brazo poderoso
de una fuerza invisible que las vence y transmuta.

¡Anhelo que no cala porque la maldición subsiste para siempre!

autógrafo

Ernestina de Champourcín


subir volver Huyeron todas las islas (1988) De islas, muertos y fiestas   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio